Cápsulas ECO de Spirulina y Cúrcuma

Cápsulas ECO de Spirulina y Cúrcuma

Arthrospira platensis

Selecciona las opciones disponibles

Unidad

Cantidad

1 + -

Precio

14,95

Presentación

Producto en polvo en cápsulas vegetales

Envasado

Bote de plástico de 200ml con tapa incorporada y cierre de seguridad, conteniendo 120 cápsulas de 350 mg.

Composición cuantitativa

Microalga Spirulina y cúrcuma: 350 mg

Cápsula vegetal: 100 mg

 

Composición nutricional

Microalga Spirulina liofilizada Arthrospira platensis y cúrcuma: 1400 mg

37,5 % proteínas - Aporte total proteínas: 525 mg

Descripción

La cúrcuma contiene un potente antiinflamatorio natural, la curcumina, que se localiza en la raiz de esta planta, y que está indicada en casos de artritis. A su vez la cúrcuma ayuda a mejorar la digestión y se recomienda su consumo en trastornos hepáticos.

Producto encapsulado compuesto exclusivamente por Arthrospira platensis (Spirulina) en polvo, cúrcuma, y su cápsula protectora.

Arthropira platensis (más conocida como Spirulina) es una cianobacteria unicelular. Se unen entre ellas formando filamentos pluricelulares que se enrollan en hélice levógira. Su cultivo se realiza en agua salobre (con un pequeño porcentaje de sal).

La cúrcuma es una especia que es reconocida desde hace mucho tiempo por sus propiedades medicinales, ya que es la fuente principal de curcumina, un potente antiinflamatorio.

Aplicaciones

Spirulina es una microalga con un elevado contenido proteico, lo que ha llevado a la OMS a considerarla como el mejor alimento para el futuro.

Tiene un alto valor nutricional debido a que es una importante fuente de ácido linoleico (ácido graso omega 6), ácidos grasos palmítico y oleico, vitaminas (A, complejo B, E, biotina, ácido fólico, inositol), pigmentos naturales, aminoácidos esenciales y minerales. Es muy rica en hierro, mineral esencial para el organismo.

El uso de la Spirulina se remonta a los aztecas, que la recogían de lagos y la consumían como un superalimento.

La cúrcuma contiene un potente antiinflamatorio natural, la curcumina, indicada contra la artritis, que se localiza en la raíz de esta planta. A su vez la cúrcuma ayuda a mejorar la digestión y se recomienda su consumo en trastornos hepático

Modo de empleo

Tomar cuatro cápsulas al día coincidiendo con las principales comidas con medio vaso de agua.